reversibilidad de la cirugía estética

La reversibilidad de la cirugía estética

Compartir

Abro una nueva entrada para hablar sobre una tendencia que se esta dando actualmente en cirugía estética: los pacientes acuden a consulta para «revertir» el resultado de un tratamiento previo “porque ya no está de moda”.

 

El problema radica en la idealización de un determinado resultado estético, que lleva al paciente a solicitar un tratamiento que le posibilite tener el aspecto que marcan las celebrities.

Lo malo de este asunto es que la mayor parte de las veces se obtienen resultados poco naturales, con matices exagerados, que no se acercan a lo imaginado por el paciente, y que terminan por llevarle a una sensación de frustración e insatisfacción.

En cualquier caso, y para poder conseguir  este tipo de resultados, lo habitual es tener que pasar límites seguros y por supuesto, lo anatómicamente viable. Por lo que estas cirugías o tratamientos terminan siendo difícilmente reversibles, presentan más complicaciones a corto y largo plazo, implica pasar por nuevas cirugías para su corrección, con la consiguiente sobrecarga económica al paciente y en muchos casos, dejan secuelas de cicatrices visibles cuando se corrigen.

 

La cirugía como solución no como problema

El objetivo de la cirugía estética debe ser ayudar a nuestros pacientes a mejorar su aspecto para fortalecer su autoestima, solventar complejos, reforzar cambios en su estilo de vida y/o atenuar los signos de envejecimiento de forma natural. Pero la búsqueda de estos objetivos, nunca debería crear un problema.

 

 

En esta línea, voy a hablar de algunos procedimientos en concreto:

  • Aumento de glúteos con grasa: sin duda alguna, una de mis cirugías favoritas pues cambia por completo la figura femenina y masculina. Sin embargo, se debe realizar con moderación buscando mejorar la forma y ligeramente el volumen, pero nunca buscando resultados exagerados como los popularizados por algunas celebridades hace algunos años.Actualmente las pacientes empiezan a ver que ese tamaño exagerado, da a su físico un aspecto de nalgas desproporcionadas y con exceso de volumen, por lo que acuden a consulta a solicitar la reducción del tamaño.
    • La realización de un aumento de glúteos exagerado, implica el estiramiento de la piel, así que si se desea disminuir dicho volumen, y la piel no tiene una buena elasticidad, en ocasiones no basta con una simple liposucción, sino que requiere la eliminación del exceso de piel con la consiguiente cicatriz.

      Reverse BBL
      Proporción antes que volumen. En la imagen vemos como la tendencia actual, son las curvas más suaves y cuerpos más naturales sin excesos.
      -Imagen tomada de internet-
    • MI RECOMENDACIÓN: realizar siempre un remodelado glúteo con una ligera voluminización. Siempre de forma segura, natural y elegante para el paciente.
  • Aumento de mamas: Esta es sin duda la cirugía más realizada y demandada en cirugía estética. Ha estado marcada por las modas durante muchos años. La tendencia actual vuelve a ser la naturalidad, con pechos ligeramente aumentados para conseguir un escote elegante, pero sin excesos. Y por este motivo las pacientes empiezan a venir a consulta para reducir el tamaño de sus pechos.
    • Los pechos que han sido sometidos a aumentos de volumen exagerados, implican el estiramiento de la piel y su pronto envejecimiento, por consiguiente cuando se pretende corregirlo, se requiere extirpar el exceso de piel cuando se reduce el tamaño de los pechos, ya sea con una cicatriz periareolar o en T invertida.
      Reducción de pecho
      En la imagen podemos apreciar cómo esta conocida «celebrity» ahora luce un pecho más pequeño y centrado, con un escote más definido y elegante. Proporción antes que volumen. -Imágenes tomadas de internet-.
      • MI RECOMENDACIÓN: realizar un aumento de pecho en completa armonía con el cuerpo de la paciente, sin dañar las estructuras internas del pecho y que sea lo más duradera en el tiempo.
  • Liposucción de alta definición: Se trata de la marcación en el abdomen de líneas que dan el aspecto de un abdomen más atlético. Para conseguir este resultado se debe realizar una extracción más agresiva de la grasa en las zonas que se quieren definir. Dado que se ha puesto de moda, se ha comenzado a realizar en exceso en muchos pacientes que no son realmente candidatos.
    • La consecuencia de este daño controlado en la piel, es que con el paso de los años o con la ganancia de peso, las líneas se quedan hundidas, dando el aspecto de «tortuga ninja», además de que una piel sometida a una extracción agresiva de la grasa, envejece peor con el paso de los años.
    • MI RECOMENDACIÓN: La marcación abdominal con alta definición, solo debe realizarse a pacientes con un estilo de vida muy sano y con un cuerpo que no presente exceso de grasa, pues son los únicos pacientes que podrán mantener este resultado con el paso de los años. En el resto de pacientes se deben realizar marcaciones muy suaves y naturales, sin extracciones agresivas de la grasa.

 

  • Rinoplastia de princesa: Las pacientes buscan narices excesivamente pequeñas y con dorsos curvos, puntas muy definidas y respingonas. Se trata de un resultado completamente artificial que se ha puesto de moda actualmente.
    • Su obtención requiere resecar una gran cantidad de tejidos nasales y la colocación de muchos injertos, lo que puede debilitar la estructura nasal con el paso del tiempo o que se note demasiado artificial con el envejecimiento de la piel pasados los años. La corrección de dichas deformidades a largo plazo, puede requerir el uso de injertos de cartílago y de grasa.
    • MI RECOMENDACIÓN: Crear una nariz acorde al rostro del paciente, intentando preservar al máximo las estructuras nativas del paciente y sus ligamentos, con el objetivo de que el resultado sea muy estable en el tiempo. La nariz no debe hacerse para que luzca bonita en las fotos iniciales, sino para que este igual pasados los años.

 

  • Rellenos de ácido hialurónico: en medicina estética, se debe buscar atenuar los signos del envejecimiento o corregir algunas alteraciones estéticas, pero siempre dentro de una línea que no modifique exageradamente las facciones de los pacientes. En algunos pacientes el uso excesivo, genera la «caricaturización» de los mismos, dándoles un aspecto completamente antinatural.
    • Los rostros excesivamente rellenos con ácido hialurónico, presentan una flaccidez con el paso del tiempo, debido al peso excesivo, que requiere finalmente su corrección mediante la cirugía o la dependencia continuada de mantener el rostro rellenado con un aspecto antinatural. Es el conocido como síndrome del «pillow face» que actualmente se puede apreciar en algún mandatario ruso o actor que se los ha quitado, quedando con un aspecto más envejecido que antes. (ir al enlace).

    • MI RECOMENDACIÓN: aplicar rellenos de forma moderada con pequeños volúmenes y permitir que los rellenos vayan disminuyendo con el tiempo. El ácido hialurónico no se reabsorbe por completo y por tanto, no debemos abusar en su uso.

Resumiendo, es muy importante elegir bien al profesional que va a realizar nuestro tratamiento, no solo por su experiencia y confianza, sino también por su filosofía. Los tratamientos deben estar bien planificados para que duren el máximo tiempo posible y que puedan ser fácilmente reversibles, en caso de ser necesario.  No todos los pacientes son aptos para todos los tratamientos por su calidad de piel, edad o anatomía y es nuestro cirujano quién debe saber informarnos y recomendar el tratamiento más adecuado en cada caso, sin dejarnos influir por la moda del momento.

 


Compartir

Noticias relacionadas

Escriba un comentario